Pécs, capital cultural de europa 2010


vía jozko de crónicas húngaras

(Vista desde la plaza Széchenyi)

Estambul, Essen y Pécs son las capitales culturales de Europa para este año, el 2010, así que, aunque sea por un año, Hungría tiene dos capitales. Por lo que respecta a Pécs, el camino que lleva desde su designación como capital cultural, hasta el comienzo de año, no ha sido nada fácil. Podríamos hablar de los conflictos y escándalos, o de la mala suerte que ha tenido la ciudad (ha perdido por fallecimiento al alcalde que impulsó el proyecto y a su sustituto, con lo cual muchos de los proyectos ha habido que replanteárselos de nuevo), en general la prensa húngara no está muy contenta. Sin embargo Pécs es una de las ciudades más bonitas de Hungría e independientemente de la Capitalidad Cultural, merece la pena ser visitada con algo de tiempo, tanto por la cantidad de monumentos de la ciudad, como por su oferta cultural.

Pécs, llamada en latín Sopianae o también Quinque Ecclesiae (de ahí su nombre, en las lenguas eslavas Piech, Piet tiene que ver con el número cinco, en eslovaco, por ejemplo, su nombre es Päťkostolie – cinco iglesias) es la quinta ciudad más grande de Hungría – tiene 157 mil habitantes – y la capital de la región de Baranya, se encuentra a los pies de los montes Mecsek. Es una ciudad única por sus monumentos y por su atmósfera, diferente a la de otras ciudades húngaras.

(Ayuntamiento de Pécs, en la plaza Széchenyi)

Fue fundada por los romanos (con el nombre de Sopianae) y perteneció a la provincia de Panonia. Todavía quedan algunos restos romanos, aunque son más bien escasos, por ejemplo parte del acueducto, o sobre todo las cámaras mortuorias paleocristianas (del siglo IV, son Patrimonio de la Humanidad). Tras la caída del imperio romano la población de la ciudad fue sobre todo eslava y ávara.

Durante la Edad Media, la primera mención de la ciudad aparece en unos documentos de Salzburgo del 871, y con el nombre de Pécs solo en 1235.

En 1367, el rey Luis el Grande (Lajos Nagy) fundó en Pécs la primera universidad húngara, aunque sería de breve vida.

Muy importante para la historia y la fisionomía actual de la ciudad fue el dominio turco, desde 1526 hasta 1686, durante ese periodo la ciudad sufrió graves daños, pero han quedado varios monumentos turcos muy característicos. Tras la larga guerra y las epidemias subsiguientes, se alentó la llegada de emigrantes extranjeros para repoblar la zona, sobre todo sudeslavos y alemanes. Todavía hoy en la región de Baranya viven ambas comunidades. En 1780 María Teresa elevó Pécs al rango de cuidad real.

Durante el siglo XIX la ciudad tuvo un fuerte desarrollo, se establecieron numerosas empresas, una de las más destacadas es la fábrica de porcelana Zsolnay.

(La fuente Zsolnay, en la plaza Széchenyi, 1909-12 Andor Pilch)

Durante la primera guerra mundial fue ocupada por las tropas serbias y de la entente hasta 1921, y se convirtió en un breve periodo en la capital de la República Húngara de Baranya-Baja. Cuando, a consecuencia del Tratado de Trianón, la ciudad fue asignada a Hungría, estallaron huelgas y manifestaciones, y el 14 de agosto de 1921, el pintor serbio Péter Dobrovits y el militar y alcalde, Béla Linder – socialista, había participado en la República de los Consejos – declararon la independencia de la región y la creación de la mencionada República, independiente. La República estaba apoyada por la población de origen eslavo, pero también por húngaros de izquierda, muchos de ellos refugiados que habían huido del terror blanco de Miklós Horthy, que se había extendido por el país tras la caída de la República de los Consejos de Béla Kun. Dobrovits fue elegido presidente y pidió ayuda al gobierno yugoslavo, sin embargo, en virtud de los acuerdos internacionales, éste no intervino para evitar la ocupación de la región por el Ejército Húngaro. Dobrovits y Linder huirían a Yugoslavia y colaborarían con distintos movimientos de izquierda. Dobrovits murió en 1942 durante la invasión nazi de Yugoslavia. Linder sobreviviría la guerra y gozaría de gran respeto en la Yugoslavia de Tito.

(República de Baranya-Baja)

Durante la Segunda Guerra Mundial la ciudad no sufrió grandes pérdidas (solo fue bombardeada la estación de tren, en una ocasión). En la época comunista tuvo un fuerte desarrollo económico, convirtiéndose en uno de los centros de la industria húngara, sobre todo a causa de las minas y por las explotaciones de uranio. En los años ochenta llegó a tener 180 mil habitantes.

(Estación de tren de Pécs)

Pero el cambio de régimen y las guerras de Yugoslavia (Pécs está cerca de la frontera) tuvieron efectos muy negativos en la ciudad. La industria quebró, subió brutalmente el paro y llegaron miles de refugiados. Cuando visité la ciudad por primera vez, estaba llena de refugiados y de soldados de UNPROFOR. En la actualidad ya nada recuerda ese periodo, la ciudad se ha convertido en uno de los centros turísticos más importantes de Hungría, así como en un destacado centro cultural, no solo para los húngaros, sino también para las minorías alemanas y croatas (por ejemplo hay enseñanza en croata hasta la escuela secundaria incluida, además hay asociaciones culturales, radio y hasta un teatro en lengua croata).

(Fachada del Palacio de Correos, 1902 Ernő Balázs)

Es difícil hacer una selección de entre la gran cantidad de monumentos de la ciudad, al menos algunos de ellos:

1. El centro de la ciudad es la plaza Széchenyi, en la que se concentran algunos de los monumentos más destacados de la ciudad, como por ejemplo la mezquita del Pasha Gazi Kászim (1543-46), que aunque fue convertida en iglesia católica, ha conservado su aspecto turco exterior (y en parte también en el interior, donde destacan las inscripciones árabes). En la plaza también se encuentra el monumento a la Santísima Trinidad, construído entre 1710 y 1714 para recordar el final de la epidemia de peste, aunque el que se ve en la actualidad fue construído en 1908 (para entonces el monumento estaba en tal mal estado que hubo que reconstruirlo). A la derecha una estatua ecuestre de János Hunyadi, de 1956 (construída por Pál Pátzai)

(Plaza Széchenyi: a la izquierda la Estatua de la Santísima Trinidad, en el centro la mezquita de Gaszi Kászim, a la derecha el monumento a János Hunyadi)

2. Catedral de Pécs: La forma actual neorománica de la catedral es de 1882-91 (Frigyes Schmitd), aunque la catedral fue construida en el siglo XII, y se conservan aún restos de la época (por ejemplo algunos relieves).

(Vista de la catedral de Pécs)

(Interior de la catedral)

3. Mezquita Jakovali Hassan (s. XVI) :

(el minarete de la mezquita)

4. Otros monumentos destacados de la ciudad:

(edificio de la Academia de Ciencias Húngara)

(Sinagoga, 1868-89. Frigyes Feszl, Károly Gerster, Lipót Kauser)

5. Museos: Pécs cuenta con numerosos museos, algunos muy interesantes, como el dedicado al pintor Csontváry o el museo de cerámica Zsolnay.

(Museo Zsolnay de Pécs)

6. Los candados de los enamorados: Es costumbre de Pécs que los enamorados pongan candados con los nombres de las parejas en una verja de una de las calles de la ciudad (la János Pannonius). No se conoce el origen de la costumbre, aunque está documentada al menos desde comienzos de los ochenta. En la actualidad se ha extendido también a otros lugares de la ciudad (y también a otras ciudades húngaras). La costumbre también existe en otras ciudades europeas (por ejemplo Riga, Moscú u otras).

FUENTES: Datos y fotos son de la wikipedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s